En el estado de Florida todos los bienes y deudas que ganaste durante el matrimonio serán divididos igualmente luego del divorcio en Florida. Todo lo que has comprado o recibido antes de tu matrimonio es tu bien separado.